logo

NOTICIAS BRASIL

08/11/2010

Brasil: por exceso de stock, podrían decidir reducciones en el ritmo de producción de autos

A pesar de las ventas récord del primer semestre, hay algunas señales de sobreproducción en las terminales de la región. Esta semana Fiat paralizó su planta de Córdoba, aunque aseguran que fue para hacer adaptaciones en su línea de montaje. El Presidente de Anfavea, Cledorvino Belini dijo que el nivel de stock sólo sería preocupante si se extiende a 50 días.

Brasil: por exceso de stock, podrían decidir reducciones en el ritmo de producción de autos

La “locomotora” brasileña cerró el primer semestre con números récord al alcanzar 1,74 millones de vehículos vendidos (10% de incremento en relación a mismo período de 2010) y una cifra algo inferior de 1,71 millones, de producción (+4%). Este diferencial en el ratio de crecimiento de la producción local vs. ventas internas se explica por el peso relativo de los importados, algo que según algunos analistas se suma a un excesivo “stockeo” por parte de algunas terminales y estaría generando algunas luces amarillas en el sector.

En el mes de junio pasado, la cifra de patentamientos cayó de 318 a 304 mil vehículos (una reducción de 4,5%), mientras la cantidad de unidades fabricadas pasó de 304 a 295 mil unidades (- 2,8%). Si bien nadie cree que esto pueda significar una señal de enfriamiento, hay quienes sostienen que podría traducirse en un freno, o cuanto menos una desaceleración en el ritmo -hasta acá frenético- de crecimiento de la demanda sobre la industria automotriz regional.

“La aceleración de las líneas de montaje en el semestre fue bastante inferior al crecimiento de los patentamientos”, explica un artículo publicado en el portal especializado Noticias Automotivas. “El resultado es consecuencia del avance de los importados: mientras las ventas de modelos nacionales crecieron 3,9%, los autos producidos en el extranjero registraron una suba de 38%, con una participación de mercado de 22,4% en el primer semestre”.

Por su parte, según un informe publicado en el diario O Estado de Sao Paulo, comienza a ser preocupante el alto nivel de stock en las terminales, que habría alcanzado la cifra de 342 mil autos hacia fines de junio pasado. Semejante cantidad es equivalente a un promedio de 33 días de ventas -indican- muy cerca del período que se considera “crítico”, de 35 días.

Ante este panorama, afirma la publicación que algunas empresas se verán obligadas a disminuir el ritmo de producción, y cita por caso el de Fiat, que ya tendría previsto dar una semana de “licencias colectivas” en su planta argentina de Ferreyra (Córdoba), y podría adoptar una medida similar para la planta de Betim, en Brasil.

“Un volumen de stock por encima de 35 días comienza a tener impacto significativo en los costos de las empresas”, explicó el presidente de la Asociación de Fabricantes de autos brasileños (Anfavea), Cledorvino Belini, en el encuentro mensual con la prensa en el que se analizan los números del mes anterior. Según cita O Estado, en la reunión Belini insistió sin embargo que el nivel de stock actual de las terminales es “normal”. Para él, la situación sería anormal en casi de que hubiese una cantidad de vehículos equivalente a 50 días de ventas, describe el artículo.

Stop en Fiat

Mientras esto se decía en Brasil, en la planta cordobesa de Fiat se cumplía una semana de parada de producción, con licencia para todos los operarios desde el 4 al 8 de julio. Voceros de Fiat Argentina aseguraron a Linkfinders digital que se trató de una “parada técnica” para hacer modificaciones en la línea de montaje, al tiempo que negaron que dicha medida tenga que ver con un “sobrestock” en la red de ventas en Brasil. Se especula con que serían adaptaciones para la futura producción del “proyecto 326”, el nuevo modelo que reemplazará al Palio. Desde Fiat aseguraron además que la suspensión de casi mil trabajadores fue acordada con el Smata, sin afectación en los salarios ni el presentismo.

Volviendo a la información de O Estado, la situación parecería estar acotada a Fiat, o en todo caso, a las palabras de Belini, ya que según remarcan, desde las filiales de Ford, General Motors y Volkswagen (los mayores fabricantes de la región) negaron que estén evaluando medidas de ese tipo. Según continúa el artículo, junio fue el tercer mes del año en el que los stocks de las terminales llegan a 33 días, pero es la primera vez que sobrepasa el volumen total de ventas del mes.

Por otra parte, Belini consideró “razonable” el nivel de morosidad en los planes de financiación, que está en un promedio de 3,6%, aunque ha venido creciendo paulatinamente: desde 2,6% en enero, 2,8% en febrero, 3% en marzo y 3,2% en abril.

Finalmente, el artículo habla de la implementación de licencias no automáticas para el ingreso de autos importados, que “actualmente demora entre 15 a 20 días, provocando un cuello de botella en las áreas de almacenamiento de los puertos. Según informó Anfavea, hay casi 100 mil licencias pendientes, la mayoría, de vehículos provenientes de Argentina.

 

 

 



COMENTARIOS

www.pillsbank.org

https://surrogacycmc.com

https://220km.com