logo

MEGA AUTOS

09/05/2011

El Citroën C3 Aircross se anima a la aventura

Ciudad, ruta e inclusive autódromo fueron algunos de los escenarios donde el Mega Operativo probó el rendimiento del nuevo crossover francés. Ahora llega el turno de salir del asfalto para enfrentar tierra, ripio y barro.

El Citroën C3 Aircross se anima a la aventura

Antes que nada hay que aclarar que el nuevo Citroën no es un todoterreno, sino un vehículo preparado para enfrentar los confines de la civilización, pero sin excesos. Soft road, crossover o todocamino son algunos de los términos aplicables. Se trata de un modelo con tracción simple y sin mayores trucos de diferencial o electrónica, algo que actualmente sucede con muchos SUVs.

En el primer viaje, luego de cruzar el puente Zarate Brazo Largo, se realizó la primera experiencia fuera de ruta, al ingresar al camping La Nueva Querencia del arroyo Paranacito. Al dejar la ruta, lo primero que se transitó fue un camino de tierra en pendiente y con huella, para luego rodar un tramo de tosca y algo de ripio. En ambos casos circuló sin problemas y se comprobó lo bien hermetizado que está el habitáculo.

Continuando con esa experiencia, en el camino a Villaguay -por la RN 12- se encaró la arena de Médanos. La aventura duró poco antes de quedar varados, quedando claro que no es fácil transitar por este tipo de terreno y menos con un diferencial libre en las dos ruedas de tracción. Aquí es necesario un sistema de tracción integral o en su defecto algún bloqueo, aunque tampoco es infalible. Algo similar sucedió a la hora de entrar al barro, donde salió airoso, circulando en cambios altos y con poca presión en el acelerador. En todo caso, aún poseyendo un vehículo con avanzados sistemas de tracción, la experiencia seguirá siendo vital.

Citroën no aclara el despeje del C3 Aircross, solo advierte que los ejes delantero y posterior se encuentran a 360 mm y 410 mm del suelo, respectivamente. Cinta métrica en mano, en una medición extra oficial de este equipo, se contaron cerca de 220 mm hasta los zócalos laterales. Este es un buen despeje, inclusive comparado con algunos SUVs de dilatada trayectoria. Los cortos voladizos favorecen los ángulos de ataque y salida, pero que no se trata de un todoterreno, algo que nos recordó inmediatamente una huella profunda cuando el labio frontal se acercó a saludar a la madre tierra. Hay que ser cuidadosos ya que el frontal plástico puede sufrir soltando algunas piezas plásticas.

En el segundo viaje del Mega Operativo, el C3 Aircross fue hasta los impactantes paisajes cordilleranos de Mendoza donde recorrió varios kilómetros por ripio. Allí, y cargado con toda la familia y sus respectivos bártulos, las suspensiones se lucieron ante las marcadas deformaciones del camino, incluyendo 9 km de pendiente en la montaña.

< Anterior Día 35 – Consumo

Siguiente > Día 37 – Limpia parabrisas e iluminación

 



COMENTARIOS

www.ivf-lab.com/ru/uslugi/147-vrach-ginekolog.html

у нас pureshop.com.ua

www.xn----htbbbqamuljibcwx0bn.com