logo

PRUEBAS

20/05/2011

Prueba: Citroën DS3

Para los jóvenes de edad y/o de espíritu, es un objeto de deseo que interviene en un segmento con pocos participantes y muchos fanáticos exigentes, ¿Estará a la altura de las expectativas? En esta prueba completa lo develamos.

Prueba: Citroën DS3

Si bien utiliza un nombre histórico de la marca, DS, la figura de este es inédita y exclusiva en casi todos los planos, sin apelar a la nostalgia. Hasta la insignia del doble chevron escapa a lo conocido, colocada a la parte superior de toma de aire desde donde se integra al marco cromado. También los faros principales son distintos a lo conocido, con rompenieblas redondos y tiras verticales de LEDs en las simuladas tomas de aire.

La acotada superficie vidriada en relación al resto de la carrocería, transmite una imagen robusta y poderosa. Los tonos obscuros del cristal lateral se funden con los pilares negros resaltando la inserción de la carrocería en el parante central y dando la impresión de un techo flotante en color diferenciado. Las llantas pintadas lucen demasiado tunning para la elegancia del modelo y queda bien el aplique cromado bajo puerta.

El plano posterior presenta formas menos atrevidas, hay un pequeño deflector en el borde de salida del techo, con inclinación para producir carga y separar la corriente de aire superior. Los faros se introducen en el portón con línea de carga alta y se extienden con superficie menor en el lateral. En el costado del perfil, donde descarga el aire bajo piso, la doble salida de escape anuncia la característica deportiva del modelo.

Interior

La misma impresión entregada por la carrocería se repite al ingresar en su interior. Luce jovial y deportivo en todos los sectores, con una excelente combinación entre tonos grises, de medios hasta llegar al negro. En el gusto personal, desentona la plancha frontal de plástico brillante estridente, un toque de estilo que recuerda a los deportivos de antaño, repitiendo el color de la carrocería o del techo en este caso. Se destacan los cromados del marco de medidores y en las manijas de puertas, y la pedalera de aluminio, material aplicado también en el pomo de la palanca de cambios.

Aunque hay quién lo discute, aprobamos las formas, diámetro, tamaño de empuñadura y decoración del volante. El tablero de instrumentos es fácil de leer, con medidores redondos de aguja, velocímetro al centro, RPM a la izquierda, nivel de nafta y temperatura a la derecha. En el del velocímetro un display sugiere conectar la marcha superior, para economía de combustible cuando sobra potencia. En el centro de la plancha, otra pantalla informa de hora, temperatura, sintonía de audio y ordenador de a bordo.

Las butacas son firmes, sin mortificar el confort, con excelente ergonomía y eficientes limitadores de desplazamiento lateral. A la regulación vertical de asiento se suman las de alcance y altura del volante, además de la correcta profundidad de la pedalera, para permitir óptima posición de conducción, cualquiera sea la dimensión humana.

El espacio habitable es generoso en el sector anterior, algo mezquino para quienes viajan atrás, que no deberán sufrir de claustrofobia ya que las ventanas del sector son fijas. El volumen del baúl es razonable para el tamaño del auto. En confort el equipamiento es nutrido con climatizador automático de comandos simples y asientos delanteros calefaccionados, por solo nombrar dos elementos.

Comportamiento

Los neumáticos anchos -205- de perfil medio -45- calzados en llantas 17, son el complemento de los valores elásticos de suspensión, elegidos para un equilibrio entre confort y firmeza, para hacer algo civilizado a este modelo deportivo. En el circuito urbano, con el cuidado propio al abordar pisos muy deteriorados, el confort de marcha resultó más que aceptable, mucho mejor del preconcepto que genera su figura.

Durante este tránsito, la agilidad es óptima en 3ª y 4ª por torque y gama de RPM disponible. Suma la dirección correctamente asistida y el acotado radio de giro. Esto último también aporta en la maniobra de estacionamiento, donde ayudan los sensores traseros. La visibilidad hacia atrás no es la mejor, en cambio es buena en los planos frontal, lateral y en el ángulo de cruce gracias al parante desplazado hacia delante.

En ruta va apoyado cómo un auto mediano, neutro en exigencia extrema abordando curvas de media y alta velocidad cómo son la chicana de Ascari y el curvón Salotto del autódromo Juan y Oscar Gálvez. También es divertido, ágil y de trayectoria firme en el slalom.

En el rubro seguridad califica bien con eficiente y enérgico el control de tracción. Los frenos con ABS y repartidor de frenado responden a la necesidad de un auto rápido cómo este, alcanzando buenos valores medidos sin acusar fatiga en la reiteración del ensayo.

Performance

El DS3 ésta motorizado con el 1.6L, desarrollado en conjunto por BMW y PSA, del cual nos ocupamos en detalle al ensayo del 207 GTi. A diferencia del Peugeot, la caja es de seis marchas, con 4ª, 5ª y 6ª de velocidades topes muy parecidas, la máxima se alcanza en 5ª y 6ª, que es sobremarcha.

Acelerando desde 0 califica entre los buenos, hasta 100 km/h se favorece llegando en 2ª con un tiempo de 7.5 segundos. Para el cuarto de milla necesitó poco más de 15.5 segundos, pasando a casi 150 km/h. En el kilómetro bajó los 30 segundos, superando los 180 km/h.

La admisión asistida con el turbo de geometría variable cumple la doble función de potencia y economía de combustible. Cuando se hunde enérgicamente el pedal de acelerador en reclamo de potencia, esta aparece y cobra consumo; pero siendo civilizado en el circuito urbano y a velocidades legales en rutas, sorprende la economía. En autopista a 90 km/h necesitó 4,4 litros cada 100 km y a 120 km/h, 6,5 litros para la misma distancia con casi 750 km de autonomía. Gasta menos que un 2 CV o 3 CV diría un abuelo.

Ficha técnica y equipamiento

Velocidad Máxima
Corte a 6,600 rpm
1ª) 60 2ª) 112 3ª) 156
4ª) 207 5ª)  215 6º 208
Error de velocímetro +3 km/h en toda la escala
Aceleración
0 a 100 km/h 7s5
0 a 400 m 15s5 a 144.9 km/h
0 a 1.000 m 28s9 a 182.6 km/h
Poder de reacción
en 2ª inicia a en 3ª inicia a en 4ª inicia a
60 a 100 km/h 4s7 en 104 m 5s5 en 122 m
80 a 120 km/h 6s15 en 171 m 7s4 en 250 m
100 a 140 km/h 7s6 en 253 m 8s2 en 273 m
Consumo de combustible
Por litro Con 20 L c/100 km Autonomía
Urbano 11 km 220 km 9.1 litros 550 km
a 90 km/h 22.7 km 455 km 4.4 litros 1136 km
a 120 km/h 15.4 km 308 km 6.5 litros 769 km
a 130 km/h 13.7 km 274 km 7.3 litros 685 km
Frenado a 0 km/h
Desde Segundos Metros
60 km/h 1s8 10.9
80 km/h 2s3 19.3
100 km/h 3s0 34.1
120 km/h 3s3 54.0
140 km/h 4s0 73.0
160 km/h 4s3 96.1

Conclusión

El equilibrio entre estética, calidad de materiales, tecnología, potencia, torque, prestaciones, en un vehículo moderno, juvenil y deportivo son atributos muy valorados entre los fanáticos de los autos. Estos convergen en el DS3 y por ello es de imaginar un futuro importante para el modelo.

 

Textos: Alberto Juárez

Fotos: Mariela Romeo

TAGS



COMENTARIOS

У нашей фирмы популярный блог про направление косметика для глаз.
бумага для принтера

купить женскую сумку