logo

PRUEBAS

22/07/2011

Prueba: Peugeot 408 2.0

El Peugeot 408 es el cuarto modelo de la marca que se fabrica en Argentina. Entre sus competidores de origen regional se destaca por su alto porcentaje de integración local y por calidad y terminaciones, no tiene nada que envidiarle a los importados.

Prueba: Peugeot 408 2.0

Linkfinders, junto con la prensa especializada, tuvo la oportunidad de conocerlo con bastante anterioridad a su lanzamiento al mercado y si no fuera por el emblema del León, hubiera sido difícil identificarlo como un Peugeot.

El 408 no hereda los entonces revolucionarios diseños del 307 cinco puertas o del 407 en todas sus versiones. Su figura es bastante convencional, sobria y elegante.

En el plano frontal, la toma de aire principal sigue siendo la inferior, repitiendo el dibujo de modelos provenientes del Viejo Continente, aunque no es tan generosa, acentuándose ésto por las barras horizontales cromadas; recupera una pequeña en la punta del capot como ocurría en el diseño original del 206. La mayor aproximación con el “family feeling” de la marca son los faros antiniebla ubicados en los extremos de las tomas de aire inferior como en el 407 y en los faros principales, de contorno similar, pero más extensos que en el 307.

De perfil la línea superior extendida empalma el penetrante dibujo que genera la trompa con el techo y el baúl, rematando con un pequeño perfil en el borde de fuga del baúl, señal del respeto de los diseñadores a los resultados de los estudios aerodinámicos. Los quiebres generados en la carrocería a la altura media de las puertas, sumados a la línea inferior que destaca el zócalo, le dan al conjunto un muy buen logrado efecto visual de flecha.

En la parte posterior sobresale la elegancia de sus formas, coincidiendo con la figura general del modelo.

Interior

En la actualidad, todos los modelos del segmento han ganado en tamaño y si bien el 408 fue realizado sobre la plataforma del 307, la extensión de 100 mm en la distancia entre ejes, son los responsables del destacado habitáculo.

El espacio destinado a los ocupantes de las plazas traseras califica entre los mejores y renunciando al apoyabrazos se transforma en un auténtico cinco plazas. Todos los asientos son muy confortables; los delanteros, con correcta sujeción lateral, luego de recorrer distancias superiores a 700 km confirmaron su buena ergonomía. El destinado al conductor cuenta con regulaciones eléctricas, que junto con las de alcance y altura del volante permiten alcanzar una correcta posición de manejo, con buena visibilidad en los cuatro planos francos, mejorable en el ángulo de cruce.

El baúl, con más de 520 dm3 de volumen, permite que cada uno de los ocupantes tengan espacio para su equipaje. Si bien la boca de acceso es ligeramente alta y algo reducida respecto de su capacidad, esto se justifica dado que está en función del mejoramiento de la rigidez general de la estructura; en esto también se involucra el tamaño del parante lateral entre puertas.

El tablero es simple, de fácil lectura. Entre tacómetro y velocímetro, se encuentra el display de encendido de luces y chequeo general, la información del ordenador básico y por encima los de aguja con temperatura de motor y nivel de combustible. En el centro del torpedo se ubica el GPS, que en el caso del vehículo ensayado requería alguna actualización, pero hay que reconocer que este dispositivo es de gran utilidad tanto para llegar a buen destino en zonas urbanas y para encarar viajes que obligan a tomar autopistas y más adelantes rutas nacionales y/o provinciales.

En el interior conviven revestimientos de tonos oscurso con marcos cromados, que junto a los apliques de aluminio pulido y a la pedalera metálica, le dan cierto aire deportivo. Los materiales coinciden con el buen nivel del modelo, pocos plásticos rígidos, cuero en los tapizados decorados con múltiples cortes.

El equipamiento de confort continúa en la misma línea respecto del nivel señalado anteriormente. Climatizador dual de mandos simples, eficientes distribuidores para las plazas traseras, uno de los habitáculos con mejor nivel de insonorización entre los exponentes regionales, techo solar eléctrico, equipo de audio con múltiples funciones y buena fidelidad aunque de alcance mejorable. Efectivo y preciso control de velocidad crucero, sensores de estacionamiento delanteros y traseros y de lluvia.

Seguridad

Entre los items de seguridad, a los frontales, se suman los laterales, ABS con repartidor de presión y cinco cinturones inerciales de seguridad. Cuenta también con control de tracción y estabilidad, cierre automático de puertas en movimiento y se destaca en la función dinámica por contar con faros de xenón.

Performance

Mecánicamente no estrena sorpresas ya que el conjunto motor/transmisión incluye el impulsor conocido en el Peugeot 307 y en Citroen C4, aunque con mínima pérdida de potencia (140 CV vs 143 CV) y torque (20,2 mKg vs 20,3 mKg). Esto podría debersa a alguna corrección en electrónica por razones de ecología o incluso no debería descartarse que hayan sido medidos en distintos bancos de prueba.

En el tránsito intenso que generó la última fecha del Rally Argentina 2011 (aprovechamos la prueba para disfrutar del mismo), el poder de reacción comprobado aportó seguridad en la marcha. En el ripio de las sierras de Calamuchita, con bastante polvo por la prolongada sequía, el sellado del habitáculo soportó la exigencia sin mortificar a los ocupantes del 408. Fue cuestión de elegir la relación de caja adecuada para trepar y bajar el sinuoso trazado sin abusar del acelerador.

Viajando a velocidad crucero en autopista, uniendo Buenos Aires-Rosario-Córdoba, puso en evidencia la necesidad de una 6ª marcha, ya que la 5ª con menos de 34 km/h cada 1.000 rpm, hace girar al motor a casi 4.000 rpm respetando la velocidad máxima legal. Aún así el consumo de combustible resultó contenido, lo cual habla de una buena silueta aerodinámica cuyo Cx, aunque no esté declarado, por los resultados obtenidos se puede inferir un muy buen coeficiente.

Si bien el despeje es importante y la inclinación transversal está bien controlada, respecto de la longitudinal al superar cunetas pronunciadas toca abajo si no se superan a mínima velocidad. Esto se comprobó en el circuito urbano, donde el 408 se comportó ágilmente, con buen poder de reacción y correcto radio de giro. Al estacionar, una vez más se confirmó lo útil que resultan los sensores delanteros y traseros, además de la correcta visibilidad en el plano posterior.

Los resultados de las pruebas de frenado fueron correctos y se encuentra dentro del club de los que se detienen en menos de 100 m desde 160 km/h. Los valores coinciden con la tecnología disponible en la acción, cuadrilátero de apoyo y masa a detener, califica muy bien, pero el pedal nos pareció algo esponjoso.

En la práctica las performances son muy parecidas en los tres modelos, a excepción de la aceleración, donde desde partida detenida el 408 pierde, confirmando la ley física del consumo de energía para vencer la inercia de un cuerpo más pesado.

Ficha técnica y equipamiento

Dinámica

Donde el 408 sí se destaca, entre otras cosas, es en su estabilidad dinámica, consecuencia de cuánto gana de distancia entre ejes comparado con los otros modelos construidos sobre la misma Plataforma 2 y el equilibrio de distribución de pesos que resulta al tratarse de un vehículo creado desde su orgien como tricuerpo (sedán) y no como un bicuerpo (hatchback) al cual se le ha agregado el bául o 3º volúmen.

A velocidades medias y elevadas transmite esa sensación de seguridad de marcha propia de las berlinas más grandes; también en los tramos sinuosos el comportamiento es satisfactorio, aunque nos hubiera gustado reducir en algo la asistencia de la dirección.

Si bien el valor elástico resultante de toda la suspensión -resorte, amortiguador y cámara del neumático- está en la línea del confort, se pudo comprobar una muy buena resolución en el control del rolido con las dimensiones y montajes de las barras para esa función. Presenta un excelente equilibrio entre el perfil medio del neumático y los múltiples componentes que asisten a la rueda. Esto se comprobó en la exigencia extrema que representa rodar por el serpenteante camino desde y hacia Villa Carlos Paz a Las Altas Cumbres por la variante de Falda del Carmen-El Observatorio.

Conclusión

Luego de consultar con algunos colegas con reconocido poder de análisis, y en esto poco tiene ver el nacionalismo, la conclusión fue unánime: detalles más, detalles menos, los cuatro medianos (Citroen C4, Ford Focus, Renault Fluence, Peugeot 408) fabricados en Argentina tienen nivel de exportación. El 408 fue el último en aparecer y de acuerdo a lo comprobado potenciará la imagen de la marca. Entre los presentados en la última década por Peugeot, se perfila como el modelo más importante fabricado en el país.

Un dato importante a tener cuenta. Al 30 de junio, el Peugeot 408 totalizaba 2.489 patentamientos (ventas al público), ubicándose en el 5º puesto dentro del segmento de los sedanes medianos-grandes. Este posicionamiento es el resultado de una evolución muy importante en el acumulado y aún mejor si se toma únicamente el mes de junio, cuando las ventas lo colocaron entre los tres primeros, luego del Volkswagen Vento y el Toyota Corolla, ratificando la pronta aceptación del público.

 

Textos: Alberto Juárez

Fotos: Mariela Romeo / Prensa Peugeot



COMENTARIOS

www.steroid-pharm.com

Этот интересный сайт про направление Битумная черепица IKO Cambridge Xpress eurobud.com.ua