logo

PRUEBAS

07/12/2011

Prueba: Peugeot Hoggar 1.6 L Escapade

El león afiló sus garras y salió al ataque del renovado y creciente segmento de las pick-ups livianas que mucho ha cambiado, donde ahora, prestaciones, estética y equipamiento, resultan fundamentales.

Prueba: Peugeot Hoggar 1.6 L Escapade

Con el crecimiento del segmento de pick-ups livianas, Peugeot decidió volver a ocupar el lugar que dejó vacante cuando, a fines de la década del ´90, la 504 dejara de fabricarse. Presentada en el mes de septiembre sobre la base del 207 Compact y proveniente de la planta de PSA de Porto Real -Brasil- la nueva Hoggar tiene como reto enfrentarse a otras pick-ups derivadas de automóviles del segmento B como las Chevrolet Montana, Vokswagen Saveiro y FIAT Strada.

La Hoggar se ofrece en tres versiones, XR, XS y Escapade y con una única motorización 1.6 L de 106 CV. En esta ocasión, probamos la versión Escapade -tope de gama- que ofrece como equipamiento destacado: airbags delanteros, aire acondicionado, dirección asistida, cierre con comando a distancia, espejos y levantavidrios eléctricos, etc. Mecánicamente está dotada con un motor naftero de 1.6 litros -de 106 CV y 146 Nm- hermanado a una caja de 5 velocidades manual.

A partir del 6 de diciembre, su precio es de $ 81.600.-

Exterior

Su estética exterior muestra a las claras que se trata de un derivado del 207 Compact, aunque con algunos matices resaltados como en este caso, la versión Escapade. EL paragolpes delantero contiene un agregado plástico color gris claro que le otorga mayor personalidad, sumando faros halógenos con máscara negra y en su parte inferior, faros antiniiebla.

Caben destacar las barras de techo color gris, que combinan con el aplique del paragolpes delantero y se pueden mover transversalmente, adaptándose a la posición deseada.

En el lateral, se acentúa el look off-road presentando en ambos guardabarros apliques plásticos de color negro, llantas de aleación de 15″ con neumáticos de uso mixto, una fina moldura en las puertas y un estribo -demasiado pequeño- a cada lado de su caja.

En su parte posterior se destaca la leyenda Escapade en grandes proporciones sobre el portón -desmontable- en gran armonía con sus faros y paragolpes trasero.

La caja, que se jacta de ser la de mayor capacidad volumétrica del mercado, está recubierta en su interior con material plástico e incluye seis puntos de amarre exteriores y cuatro en su interior. La luneta trasera cuenta con protección metálica y vidrio corredizo. En caso de ser necesario utilizar la rueda de auxilio, ubicada en la parte inferior del vehículo, primero es necesario abrir el portón que funciona como protección.

Interior

El habitáculo repite la estética del 207 Compact con algunos detalles destacables, aunque mantenga las terminaciones propias de la Región y denote cierta antigüedad. En el tablero de instrumentos se destacan dos grandes relojes -velocímetro y tacómetro- y un tercero de menores proporciones -temperatura y nivel de combustible- de fondo blanco, aros cromados y una luz -de fondo- roja que genera una combinación muy buena no sólo estéticamente, sino de muy buena claridad de lectura.

En la consola central incorpora en la parte superior, el display de la computadora de a bordo y las salidas de la ventilación con detalles símil aluminio. Por debajo se incluye un estéreo con radio AM/FM y CD con MP3 -demasiado básico para los días que corren y para seducir a un potencial mercado joven-, que no ofrece USB ni Bluetooth, aunque contiene los comandos de la radio en el volante. Siguiendo el camino descendente nos encontramos con unos no muy actuales, pero aún funcionales, comandos de la climatización.

Entre los asientos se ubica el freno de mano, acompañado por los comandos de los levantavidrios y espejos eléctricos -un tanto incómodos para operar- adornados con plásticos símil aluminio y un hermoso pomo en aluminio que resulta muy cómodo, haciendo juego con la pedalera en deportiva y las manijas internas.

La versión Escapade contiene un aceptable pack eléctrico: levantavidrios eléctricos -sólo el conductor con One-Touch-, espejos con regulación eléctrica, cierre centralizado dinámico con comando a distancia. Le podríamos pedir algo más, pero cumple con lo necesario.

Los asientos son confortables, de textura amigable, resaltando en su respaldo la leyenda Escapade, propia de la versión. La posición de manejo es buena, ya que se pueden regular en altura el asiento, volante y apoyacabezas. El espacio detrás de los asientos puede ser utilizado para el transporte de pequeños elementos.

Seguridad

Hasta el día de ayer, la Hoggar no incluía ABS, lo cual la posicionaba en inferioridad de condiciones respecto de su competencia. Sin embargo, a partir a ahora la versión Escapade sí ofrece de serie el sistema de frenos con ABS.

Destinados a la seguridad pasiva la Escapade cuenta con airbags frontales con interruptor para la desactivación -a través de la llave del vehículo- del correspondiente al acompañante, barras laterales para impacto, cinturones inerciales regulables en altura, apoyacabezas regulables, faros antiniebla delanteros y traseros, tercera luz de stop.

Ficha técnica y equipamiento

Dinámica

Este es el aspecto más alto de vehículo, con un motor naftaro -más que confiable y usado por PSA- de 1.6 litros y 16 válvulas que le otorgan una potencia de 106 CV y un torque de 143 Nn, hermanado a una caja de cinco velocidades que resulta un placer utilizar, con gran elasticidad y de fácil acción.

En la ciudad el confort de marcha es excelente y resulta muy ágil, con una buena reacción a la hora de la aceleración. En ruta no le sobra nada, pero cumple con las expectativas propias del segmento.

La suspensión tiene un comportamiento muy bueno en la ciudad, con un despeje común para este tipo de vehículos y una protección inferior que permite circular por calles bacheadas y grandes cunetas sin problema. No tanto como en el circuito urbano, en ruta también resultó buena, ya que superando los 120 km/h no sentimos vibraciones y resultó bastante estable.

Circulando a 80 km/h, el GPS marcó una velocidad real de 75 km/h, a 120 km/h de 113,1 km/h y a 130 de 122 km/h. Esto resulta en un error de velocímetro mayor al 6%.

Siendo la pick-up liviana no sólo con la mayor capacidad volumétrica, también con la de carga -parte de su plataforma es de la Partner-, a la hora de frenar a plena carga resulta una tarea de mayor exigencia.

Conclusiones

Aunque sería interesante incluir la opción de cabina y media -como sucede en las Volkswagen Saveiro y Fiat Strada- y una opción de motorización diesel -como en el caso de la Strada- ya que PSA cuenta con el motor 1.4 HDi del 207 Compact, la Peugeot Hoggar Escapade logra insertarse en un mercado útil tanto para el trabajo como para el ocio, teniendo como mayores ventajas su gran confort y gran capacidad de carga.

 

Textos: Andrés Costa

Fotos: Mariela Romeo / Prensa Peugeot



Toyota híbridos

COMENTARIOS

www.vy-doctor.com.ua

Был найден мной популярный портал на тематику profshina.kiev.ua.
steroid-pharm.com/oral-steroids.html