logo

PRUEBAS

03/02/2012

Prueba: Renault Duster 2.0 Privilege 4×4

El Renault Duster, por su contenido y comportamiento dinámico, es un auténtico todo terreno y seguramente repetirá el éxito de Europa, donde se comercializa bajo la marca Dacia

Prueba: Renault Duster 2.0 Privilege 4×4

El Duster llega a nuestro mercado desde la planta de Renault ubicada en Curitiba, Brasil, y se ofrece en dos versiones de motorización, 1.6 litros de 110 CV y 2.0, 16 válvulas, de 138 CV, el mismo que impulsaba al Megane II. Este último, presente en la unidad de esta prueba, con caja de seis marchas hacia delante y tracción integral Nissan All Mode, con tres opciones de acción.

La primera imagen del Duster (abajo), se conoció en el Salón de Ginebra de 2009. Se trató del primer concepto de un crossover presentado por Dacia, la marca rumana adquirida por Renault y desarrollado en colaboración entre el Centro de Diseño Renault de Europa Central, ubicado en Bucarest y el Technocentre, ubicado en Guyancourt, en las afueras de París.

Al año siguiente, a comienzos de 2010 el Duster, tanto bajo la marca Dacia, como Renault, fue lanzado en distintos eventos y países. En Argentina, la marca del rombo aprovechó el Salón de Buenos Aires, en junio del año pasado, para presentar en sociedad a este SUV, destinado a presentar batalla frente al hasta ahora imbatible Ecosport de Ford, comenzando su comercialización en octubre de 2011.

Especialmente rediseñado para la Región en un proceso coordinado localmente por el Centro de Diseño de Renault para América, ubicado en San Pablo, proceso en el que participaron ingenieros tanto brasileros como argentinos, que se focalizaron en adaptar al Duster teniendo en cuenta los requerimientos regionales de motorizaciones, suspensiones, neumáticos, etc.

Su diseño es menos estridente que el de sus competidores, resulta sobrio. El frontal luce robusto, voluminoso, como el Fluence, con pasarruedas musculosos que albergan la generosa trocha, algo que se repite a la altura del eje trasero por misma razón. El rombo que identifica a la automotriz francesa, se ubica en el centro de la grilla, donde las tres barras horizontales cromadas, recuerdo un tanto al Latitude.

El lateral y la zaga son sobrios, y lucen muy bien las barras que se extienden a lo largo del techo. Si no fuera por el rombo, se podría confundir con algunos SUVs del segmento B de origen japonés o coreano, que por cierto, han logrado ganar un buen prestigio en la región.

Si bien hay pequeño zócalo entre los pasarruedas, que no llega a ser un estribo, el acceso al habitáculo se realiza sin problemas, aunque su despeje sea de 22 cm con rodado 215/65 16, similar a la mayoría de los SUVs.

Interior

Los materiales utilizados en los tapizados, plásticos de distinta textura en los múltiples apliques, empalmes y terminaciones, lo ubican en el podio de los autos fabricados en Brasil; tiene nivel de los provenientes de Méjico. La elección de tonos grises claros y oscuros, algunos cromados, otros de aluminio pulido, presentes en el habitáculo le dan a un aire sobrio y distinguido, con mínimo toque deportivo.

El espacio habitable es holgado para cuatro ocupantes y aunque se sume un tercero en la fila trasera, no se ve afectado. Aquí es donde más se nota se nota el incremento que supera en 8 cm al del Sandero, modelo del cual se pondera su habitabilidad. A destacar los 475 dm3 de capacidad del baúl sin sacrificar plazas, ampliable hasta 1.640 si se pliegan los asientos traseros, más aún teniendo en cuenta el condicionamiento impuesto por la doble tracción y el auxilio.

El puesto de conducción es alto, propio de este tipo de vehículos, donde los muy altos extrañarán la ausencia de la regulación en alcance del volante, aunque la longitudinal del asiento la disimula. Bien por el pasamanos superior para el acompañante, que resulta de gran utilidad cuando se transita fuera de caminos amigables. Muy buena visibilidad en todos los planos, especialmente hacia atrás por la generosa superficie de la luneta y la tercer ventanilla lateral; si nos ponemos exigentes, sería bueno que los espejos exteriores estuvieran ubicados 3 o 4 cm más abajo, reduciendo así el punto ciego.

En el panel prevalecen los perfiles circulares, tanto en los distribuidores del climatizador, medidores de aguja del taquímetro y velocímetro. Entre estos últimos se ubica el display del ordenador, enmarcado por medidores de barra que desentonan un poco, destinados a informar temperatura de motor y nivel de combustible.

Al evaluar el equipamiento de confort, si bien cuenta con todo lo necesario, se nota que se sacrificaron algunos ítems en función del costo industrial de la parte mecánica.

Cuenta con portamapas en las cuatro puertas, una guantera de gran capacidad, por encima espacio destinado a apoyar objetos, y bolsillos en los respaldos de las asientos delanteros. Los comandos, de tipo perilla, del climatizador, la selectora del modo de tracción, son imples y de fácil operación.

Los correspondientes a los levantavidrios eléctricos, ubicados en las contrapuertas evitan la concentración de perillas y teclas en el centro, facilitando así su identificación. El equipo de audio es completo, con CD, MP3, Bluetooth, USB y entrada auxiliar, que buen sonido, pero que se perjudica debido a la insonorización del habitáculo, una la característica afín a la mayoría de los autos MERCOSUR.

Seguridad

Los componentes destinados a la seguridad no desentona con los vehículos fabricados en la región, airbags frontales, cuatro cinturones inerciales, el trasero central abdominal, y la seguridad activa está a cargo del ABS, repartidor de intensidad -EBD- y el que resulta de poder disponer de tracción integral, especialmente cuando se viaja sobre piso mojado.

Ficha técnica y equipamiento

Motor

En la mecánica se observa muy buena resolución para aplicar lo disponible en el grupo automotriz en un vehículo de estas características. El motor es un 2.0 litros de 16 V, potencia de 138 CV a 5.500 rpm y un torque de casi 20 kgm a 3.750 rpm. En Europa la oferta incluye el diesel 1.5 dCi de 110 CV, pero vale la elección del los propulsores nafteros, evitando así los problemas con el gasoil, especialmente en algunas regiones del interior del país.

Aprovecha la energía de propulsión la caja de seis marchas hacia delante, con un 1ª muy corta, válida para el uso fuera de ruta con gran exigencia y hasta útil en el control de descenso. El resto de las relaciones están correctamente escalonadas; en 5ª se obtiene la velocidad máxima y la 6ª es válida para economía de combustible cuando se recorren distancias.

El Duster utiliza el sistema All Mode de su compañera de grupo, Nissan, que presenta un diferencial central con bloqueo electromagnético determinado por la selectora desde la perilla mencionada, condicionada a la computadora de mando.

– En tracción simple (2WD), la tracción es delantera, si bien el resto de la transmisión sigue girando impulsada por las ruedas traseras, reduciendo la resistencia mecánica y con ello el consumo de combustible. Esto se utiliza al viajar en ruta.
– En doble tracción (4WD), el sistema se hace inteligente y a partir de la información envían múltiples sensores a la computadora define la intensidad de bloqueo del diferencial central, que reparte la potencia entre los trenes de rueda. Arranca con propulsión en las cuatro ruedas y si existe diferencia de tracción se mantiene; en caso contrario, al circular por superficies normales, pasa a la tracción delantera. Circulando en piso mojado reparte proporcionalmente según tenga posibilidad de tracción uno u otro tren de ruedas, ganando así seguridad de marcha.
– En 4WD Lock, la tracción es integral permanente, bloqueándose totalmente el diferencial central obteniendo así la mayor capacidad todo terreno, 50 y 50 de transmisión para ambos ejes. Esta propiedad se potencia con los cortos voladizos adelante y atrás, de 822 mm y 820 mm respectivamente, despeje de 221 mm, más los ángulos de ataque de 30º, de salida 35º y ventral 23º. Suma además notables recorridos de suspensión, que hacen difícil que “cuelgue” alguna rueda, adelante con sistema pseudo McPherson y multibrazos atrás, las mejores soluciones para mantener apoyadas las ruedas al piso. Si bien la ausencia de caja reductora no lo incluye en el grupo de off roads extremos, la relación muy corta de 1ª marcha y la progresión de 2ª y 3ª mucho aportan para que se acerque a lo anterior.

Dinámica

Si bien el Duster, tal cual se ofrece en el mercado, no está para participar en el Dakar, sin dudas es un vehículo que permite encarar sin problemas y de acuerdo a la mayores o menores habilidades off road de conductor, superficies de tierra, barro, arena y hasta algunos médanos y senderos de montaña.

No se pudo hacer la intensa prueba dinámica que nos imponemos en MegaAutos debido al poco tiempo de préstamo del vehículo más alguna perturbación climática lo impidió, aunque lo que estuvo a nuestro alcance, nos permite asegurar que anunciado en oportunidad del lanzamiento de este modelo no escapan a la realidad.

La unidad probada, el Duster 2.0 Privilege 4×4, demostró una notable aptitud rutera, la suspensión independiente en todas las ruedas le otorga, dentro de las limitaciones de su altura, correcta estabilidad de marcha dentro de las velocidades que desarrolla.

Acelerando, la tonelada y media en orden de marcha se compensa con potencia disponible y la salida con tracción integral, el registro lo iguala con algunos autos medianos de parecida potencia y eso que se debe conectar la 4ª para alcanzar 100 km/h. Buena velocidad máxima, aunque penaliza aerodinámicamente por la importante corriente de aire bajo piso debido al generoso despeje y la importante área frontal.

La eficiencia de los frenos coincide con la tecnología del sistema y las variables del vehículo que intervienen en la acción. Frenos de discos ventilados adelante y tambores atrás, demuestran la importancia de contener el costo industrial.  Lo que pudimos recorrer para medir el consumo permitió lucir la relación (0.67) de la 6ª, sobremarcha total que se recomienda no usar a más de 160 km/h. Los 10 litros cada 100 kilómetros lo califican de económico y en ciudad fue un litro y medio más por cuánto incide la 1ª muy corta.

Conclusiones

En el Renault Duster convergen virtudes de tres marcas del grupo. De la rumana Dacia, el objetivo de lograr autos económicos; de Nissan, la transmisión, que por robustez, confiabilidad y eficiencia le permite competir entre los mejores SUVs de diferentes segmentos y por último, la motorización de Renault repite estas características en el motor 2.0 F4R y agrega además el prestigio de la marca en la región.

Hoy, la relación precio/producto es de las mejores entre sus competidores, especialmente esta versión, que permite disfrutar de todas las virtudes de un genuino SUV, con reales propiedades de todo terreno.

 

Textos: Alberto Juárez

Fotos: Mariela Romeo / Prensa



COMENTARIOS

magazinpoliva.kiev.ua

У нашей компании классный портал на тематику https://cafemarseille.com.ua.
Был найден мной классный интернет-сайт , он рассказывает про алнико магнит.