logo

PRUEBAS

22/12/2015

Manejamos la nueva Toyota SW4

El evento de lanzamiento del nuevo modelo nacional sirvió para subirnos por primera vez y comenzar a conocer sus cualidades y defectos. Motor 2.8 con 177 CV, caja manual y tracción 4x4 con reductora.

Manejamos la nueva Toyota SW4

La nueva Toyota SW4 ya está en el mercado argentino y Linkfinders participó del evento de lanzamiento, el cual se realizó en la Estancia Puesto Viejo de la localidad de Cañuelas, e incluyó el primer test drive del modelo.

El primer encuentro con el SUV salido de la planta de Zárate, aunque breve, resultó más que satisfactorio debido a su diseño exterior moderno, con un frente muy agresivo y un atractivo sector posterior que incluye un spoiler que le brinda carácter deportivo.

En el interior muestra una buena calidad en general y una agradable “atmósfera”, ya que entre sus materiales incluye cuero y detalles en símil madera, que le brindan un estilo lujoso y diferenciado de la Hilux.

A eso le suma las regulaciones eléctricas de la butaca del conductor, que cuenta con una buena posición de manejo y todos los comandos a mano, incluyendo la pantalla táctil de 7″ para el navegador y el audio. Además, el volante es multifunción.

En la zona posterior del habitáculo, la nueva SW4 ofrece un buen espacio para las piernas y con un respaldo que varía su inclinación, mientras que la tercera fila posee una capacidad limitada.

Una vez en marcha, se nota la muy buena insonorización del nuevo motor turbodiésel, aunque en la prueba de ruta se hicieron presentes algunos ruidos eólicos. En el off road se la siente robusta pero menos saltarina que la Hiliux, ya que es más pesada y posee suspensiones más confortables. En el eje trasero cuenta con un nuevo sistema con eje rígido y cuatro brazos.

Durante el manejo la nueva SW4 brinda seguridad tanto por el trabajo de la suspensión como por el generoso equipamiento de seguridad activa y pasiva, ya que incluye siete airbags, controles de estabilidad y tracción activo, ayuda al arranque en pendientes y control de descenso, entre otros.

Al igual que la nueva Hilux, cuenta con la función iMT (Transmisión Manual Inteligente) para la caja manual y con la tracción 4×4 electrónica, con una perilla para pasar de 4×2 a 4×4 alta y viceversa, y para conectar la baja. Además, con la función “Power Mode”, el motor responde en forma contundente, demostrando el alto caudal de potencia (177 CV a 3.400 rpm) y torque (420 Nm entre 1.600 y 2.400 rpm).

Como conclusión luego de este primer o con la nueva SW4 podemos afirmar que este producto nacional ha evolucionado favorablemente en prácticamente todos los aspectos. Desde el diseño, el confort, equipamiento, mecánica y seguridad, recibió mejoras que sin dudas serán muy valoradas por los actuales clientes del modelo. No por nada Toyota afirma que el 94% de ellos ha manifestado intención de recompra.



COMENTARIOS

https://alt-energy.in.ua

источник baden-medservice.com

у нас baden-medservice.com