logo

MEGA AUTOS

03/05/2012

Toyota Prius 2012, con imagen renovada y más confort interior

La nueva línea luce un look más moderno, con nuevo paragolpes, faros y diseño de las luces diurnas y antinieblas. En el interior, agregó pantalla táctil multifunción y nuevos tapizados. El factor negativo es el precio, que por cuestiones impositivas trepó a u$s 59.300

Toyota Prius 2012, con imagen renovada y más confort interior

El Prius, primer y único auto híbrido a la venta en Argentina (Porsche trae a pedido el Cayenne híbrido, pero es un producto “de nicho”, y en el segmento de las SUV Premium) recibió un restyling, con leves cambios en su aspecto exterior y algunas mejoras en el equipamiento de confort.

La mala noticia es que casi al mismo tiempo su precio final se elevó en poco más de u$s 17.000 por efectos impositivos: ahora cuesta u$s 59.300 (antes, u$s 41.900). Primero fue el “impuesto al lujo” que comenzó a regir en enero de este año con una alícuota de 10% a vehículos con precios de venta por encima de los $ 150.000. Este gravamen alcanzó a la mayoría de modelos de Toyota: desde el Land Cruiser 200, Land Cruiser Prado, la SW4 y el Camry V6 hasta el mismo Prius.

En este caso, el precio además sufrió un fuerte impacto al haberse agotado el cupo para el beneficio fiscal que el Gobierno otorgaba a la importación de vehículos con tecnologías menos contaminantes, que reducía el arancel de 35% a 2%. Se había fijado un cupo de 200 unidades que ya fue superado y no existe ninguna señal de que se puede lograr una extensión.

El Prius de tercera generación, que Toyota Argentina comenzó a importar a fines de 2009, utiliza el sistema Hybrid Synergy Drive (HSD) que la automotriz japonesa lanzó en 1997 con la primera generación, y que logró posicionarlo como el vehículo con mayor eficiencia en el uso de combustible.

Los cambios para la gama 2012 se centran en un frente renovado, con look más moderno y agresivo, nuevo paragolpes de formas más afiladas, faros con una nueva distribución interior y acrílico oscurecido. Cambiaron también las luces antinieblas, ahora integradas a la toma de aire central y se reformaron las luces diurnas y de giro.

En la parte trasera, también se modernizaron las ópticas, con nueva disposición de sus componentes internos y formando líneas continuas con luces LED.

La incorporación de nuevas llantas y cobertores también le agregan modernidad a un diseño que ya de por sí tiene líneas futuristas.

En el plano interior se notan también varias mejoras: tiene nuevo sistema de sonido con pantalla táctil en el centro del tablero donde también se visualiza la cámara de retroceso, y mejoraron los tapizados, con nuevas texturas de color oscuro, de mayor calidad.

El instrumental sigue siendo digital, con un visor “Head Up Display” y tres zonas de información que indican: conducción (velocidad, tipo de conducción y transmisión); zona de indicadores y alarmas; y el Eco-monitor que muestra en tiempo real el funcionamiento del sistema HSD.

En la parte mecánica no hubo cambios: el Prius combina un motor naftero (de ciclo Atkinson) de 4 cilindros y 1798 cc. de cilindrada, específicamente diseñado para trabajar en combinación con el motor eléctrico de 60 Kw, síncrono de corriente alterna trifásica, de imán permanente y alto rendimiento. Además de impulsar las ruedas, este también funciona como generador de gran capacidad durante el frenado regenerativo, transformando parte de la energía cinética en energía que carga las baterías.



COMENTARIOS